Make your own free website on Tripod.com
El Pueblo de Galilea: Un Pueblo religioso y practicante



"El pueblo de Galilea, el pueblo de Jesús, era muy religioso. Todo aldea tenía una sinagoga."

La sinagoga era el lugar donde se reunían todos los sábados para las celebraciones. Los rabinos repetían :" El mundo se apoya en 3 columnas: la ley de Dios, la celebración y la caridad." Esto es lo que hacían en las sinagogas: Oír y meditar la biblia, la ley de Dios, rezar juntos alabando a Dios; discutir los problemas de la vida de la comunidad para encontrar como ayudar a los hermanos y hermanas. Jesús siempre participaba, era su costumbre. (Lc 4, 16)
Además de religioso, era un pueblo practicante. Observaba la ley de Dios, desde pequeños los acostumbraban (Mc 10, 19-20). Por ejemplo, en sábado estaba prohibido cargar bultos, debido a eso, esperaban que finalizara el sábado a la caída del sol para poder transportar a los enfermos. (Mc 1, 32)
Cada año hacían sus peregrinaciones a Jerusalén a celebrar la Pascua (era la liberación (Lc 2,41). Y cumplían con sus promesas en el Templo (Lc 2,44).
La escuela de Jesús era principalmente la vida: en casa, en familia, en la comunidad. Fue ahí donde aprendió a convivir, a rezar y a trabajar. En aquel tiempo, el pueblo rezaba mucho, en la mañana, a la tarde y por la noche. Todavía se conservan aquellas oraciones, desde niños las aprendían de memoria. La madre o el abuelo eran quienes las enseñaban (2Tim 1,5; 3,15)